Ir al contenido principal

La "tortilla" de cada dia

A esta locura que llamamos vida, dia a dia se le añade tanta cosa encima que después los brazos se nos vencen para seguir adelante con todas las baterias recargadas:

Que tengo que salir una hora antes de mi casa para llegar a tiempo a mi trabajo,  y a eso le sumo una hora en la camioneta/bus soportando los baches que el conductor no puede evitar.

Luego tengo que revisar una bandeja de entrada con más de 50 mails  respondiendole a proveedores, padres de familia enojados, solicitudes tontas del jefe, cotizaciones de materiales, etc...y justo cuando termino mi estómago empieza a tronar pero ya es muy tarde para la refa; a seguir trabajando.

Tengo que aguantar a mis compañeros de trabajo que lo único que saben es rascarse la panza, ya han encontrado 11 formas diferentes para hacerlo, mientras yo fajándome para sacar el chance a tiempo.

Hora de almuerzo aaaahhhhh una hora de tranquilidad....oh shit! me vienen a avisar de un problema en la oficina, me atasco mi almuerzo en 15 minutos.

Tengo que esperar 5 fatídicas horas para que sea mi hora de salida.

Tengo que hacer cola de más de 45 minutos para llegar a mi universidad, y peor aún me tengo que aguantar las ganas incontrolables de sacarle toda su generación a los de la PMT por poner el tráfico de cabeza.

Llego tarde a clases, y para más fregar no hay clase porque la licenciada tuvo un accidente.  A esperar la segunda clase que espera hasta las 7:30 horas, mientras el catedrático habla, yo me acomodo en el escritorio por la necesidad de dormir...y todo por levantarme una hora más temprano.

Son las 9:05  el licenciado nos saca de clase...

...y llega el momento que todos esperaban después de un largo dia,  lo que tanto deseamos, esa paz y ese comfort incomparable; por lo que realmente vale la pena pasar por un dia tan cansado.  

El novio, el esposo, la casa, el carro, el sillón de atrás del carro de mi hermana, mi perrito!, mis papas, mi cigarrito, o inclusive mi camita!


Sea lo que sea, todo ese stress rutinario por el que todos pasamos tiene una recompensa, siempre hay algo o alguien que nos esta esperando al final del dia, sea lo que sea...solo hay que disfrutarlo.

Comentarios

Worker 102010-Guatemala ha dicho que…
Esa vida es la que tenemos que evitar por que a travez del tiempo, la sociedad nos ha encajado en un molde en el que trabajamos como maquinas y se ha perdido la verdadera escencia de la vida... es verdaderamente triste.
Anónimo ha dicho que…
Creo que se puede ver el vaso medio lleno o medio vacio,
todo depende de como querramos verlo, podemos quejarnos de que nuestros compañeros de trabajo no hacen nada o pensar que hacemos mejor las cosas y preferimos hacerlas y distrutamos haciendolas, puedo pelear con el trafico y mentarles la madre a los del la PMT o ponerme a cantar como loco con todo el volumen en el carro, puedo ir aretujado en la camio o decidir caminar un poco y disfrutar del paisaje (si me asaltan pues pienso que seguramente necesitaba lo material mas que yo). El objetivo de esto (vida que le dicen) es ser feliz y creo que debemos hacerlo a todo momento, no hay que esperar al final del dia para ser felices (porque depues de todo eso es lo que vale)

Smile!
Siempre hay opciones, al menos a veces en lugar de apresurarme a llegar a mi casa busco algo en que ocupar el tiempo para evitar el tráfico, si te gusta lo que haces pues en el trabajo por mucho que sea no lo sentís, lamentablemente mucha gente no tiene la suerte de contar con un trabajo donde haga lo que le gusta.
Andrupi ha dicho que…
Para mi, al final del día esta mi guitarra... Basta y sobra para sentir lo que se pierde en la cotidianeidad. Esta el sentimiento, falta de quien lo recoja jejeje...

Saludos,
Anónimo ha dicho que…
Sólo quiero saber ¿Qué le paso al pepian? hace un buen tiempo que no entraba y me topo con una horrible plantilla de blogspot, no hay concepto y los temas bien pobres en todo, dónde está el pepián que yo conoci.

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

A propósito de Tecún Umán...

A veces, cuando miro fotos de ésta escultura, me imagino a don Tecún en
nuestros tiempos gritándole al canche aquel "¡¡¡Venite pues hijuetantas!!!"

Hoy se celebra el día de nuestro “HÉROE NACIONAL”; del mítico don Tecún Umán, pero no el de las plumas grises, grises, grises, grises, grises, grises, parado entre la Montúfar y el Bulevar Liberación con cara de que ya lleva el buen tiempo “horeándose” bajo el sol. Hablo de ese que nos enseñaron en el colegio, el que conocimos dentro de una historia que mezclaba fantasía y realidad, el personaje principal de esa canción que decía algo como “Tecún Umán príncipe Quiché, bravo capitán, héroe nacional…” y que le donó un litro de sangre al Quetzal pa’ pintarse el pecho de rojo y verse más cool.

Hablo del Tecún Umán que llevamos entre ceja y ceja, como chapines, como parte de nuestro orgullo colectivo, como recordatorio de nuestras supuestas raíces.

¿Mito, fantasía de colegio o verdad histórica?... ¿importa realmente?... creo que para un …