Ir al contenido principal

Definiendo "Vixeado"

Nunca había entendido por qué las necesidades sexuales de los hombres y las de las mujeres son tan diferentes entre sí... nunca había entendido todas esas idioteces de que "las mujeres son de Venus y los hombres de Marte". Y nunca había entendido por qué los hombres piensan con la cabeza y las mujeres con el corazón. Pero una noche, mi esposa y yo nos fuimos a la cama y bueno, empezamos a acariciarnos, el agarre de nalguita, el besuqueo... ustedes saben... etc.

La cuestión era que ya estaba en mi punto y en ese momento me dice la muy desgraciada: "Ahorita no tengo ganas mi amor... tan sólo quiero que me abracés..." y me lo dice con una cara de cínica... Entonces vine yo y dije como la gran diabla y algo sorprendido: "¿¿¿¿¿¿¿QUEEEEEEEÉ????????" a lo que ella respondió con las palabras mágicas de toda mujer: "Es que no sabés conectarte con mis necesidades emocionales como mujer". Yo pensé: "¡NO JOODDAAAAAÁSSSSSSSSSS"... la cosa es que al final, el asunto era que esa noche no iba a haber pelea, guardé los aceites afrodisíacos, apagué las velas, quité el CD de Alejandro Sanz,(en esos momentos casi siempre funciona), apagué el equipo de sonido, guardé las de Grand Duval y demás. Me eché un regaderazo con agua helada a ver si podía calmar a "la bestia" y me puse a ver "Discovery", a todo volumen para no dejar dormir a la condenada... después de un rato me quedé dormido...

Al día siguiente fuimos de compras al Mall, entramos a una tienda, me fui a ver relojes mientras ella se probaba tres trajes carísimos. Como mujer, al fin no podía decidirse por uno u otro, le dije que se llevara los tres. Después me dijo que necesitaba unos zapatos que le hicieran juego, pero resultó que los que quería costaban $90.00 el par. Le contesté de lo más tranquilo que me parecía bien. Luego fuimos a la sección de ropa sport, de donde salimos con unas chaquetas de plumas y una bolsa de marca y un par de charadas más... ¡estaba tan emocionada! Yo creo que pensaba que me había vuelto loco. Creo que después de un rato me estaba poniendo a prueba, porque después me pidió una faldita muy corta disque para jugar tenniss... lo peor es que no sabe ni correr, mucho menos va a saber jugar tenniss.

Al rato casi entró en "shock" cuando le dije "¿Sabés qué mi amor?... comprate todo lo que querrás". Ella estaba casi excitada sexualmente después de todo esto... y entonces dijo las palabras mágicas de toda mujer: "Mmmm... vení papito lindo... mi "gordo hermoso" (y otras pendejadas que dicen las mujeres) "... vamos a la caja a pagar".

Hicimos la cola en la caja y fue aquí cuando de repente, faltando sólo una persona para pagar le dije: "No mi amor, creo que ahorita no tengo ganas de comprar todo esto ..."

De verdad, ojalá le hubieran visto la cara, se quedó pálida cuando le dije: "Tan sólo quiero que me abracés". Empezó a poner cara de que se iba a desmayar, se le paralizó la parte izquierda del cuerpo, le dio un tic nervioso en el ojo derecho y casi se muere cuando le dije: "... lo que pasa es que no sabés conectarte con mis necesidades financieras como hombre".

Comentarios

Andrupi ha dicho que…
Jajaja... ¡Que buena! Ya había leído esta onda, pero siempre me ha gustado releerlo jajaja... hasta cierto punto es inspirador para quien ha tenido a una cínica y malcriada jajaja...
PsicoLibelula ha dicho que…
Jajajajaja Que buenisimo!!! jejejeje
Eso me recuerda frases tipicas de pareja:
"Me duele la cabeza"
"Mucho trabajo"
"Estoy tenso/a"
"Es que... como ayer..."
"Estos días (Incluso cuando no es cierto jejeje)"
"zzzzzz"
jajajaja La venganza entre parejas es de lo más chistoso verlo jejeje
rOo RAMONE ha dicho que…
JAJAJAJAJAJAJA
me ha matado de risa!!
jajajajaja

Un gustazo pasar por acá,
me ha encantado.
Un beso.

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

A propósito de Tecún Umán...

A veces, cuando miro fotos de ésta escultura, me imagino a don Tecún en
nuestros tiempos gritándole al canche aquel "¡¡¡Venite pues hijuetantas!!!"

Hoy se celebra el día de nuestro “HÉROE NACIONAL”; del mítico don Tecún Umán, pero no el de las plumas grises, grises, grises, grises, grises, grises, parado entre la Montúfar y el Bulevar Liberación con cara de que ya lleva el buen tiempo “horeándose” bajo el sol. Hablo de ese que nos enseñaron en el colegio, el que conocimos dentro de una historia que mezclaba fantasía y realidad, el personaje principal de esa canción que decía algo como “Tecún Umán príncipe Quiché, bravo capitán, héroe nacional…” y que le donó un litro de sangre al Quetzal pa’ pintarse el pecho de rojo y verse más cool.

Hablo del Tecún Umán que llevamos entre ceja y ceja, como chapines, como parte de nuestro orgullo colectivo, como recordatorio de nuestras supuestas raíces.

¿Mito, fantasía de colegio o verdad histórica?... ¿importa realmente?... creo que para un …