Ir al contenido principal

Dejá entrar al que es...

Hace unos meses hubo un boom en el mundo del cine: se renovó la fiebre vampirezca con el estreno de la versión fílmica de Twilight, un libro acerca de amor y desamor entre vampiros y humanos o algo así. No sé mucho del asunto, pero creo que es parte de una colección de varios "tomos"... en fin.

Twilight, según leí en blogs y foros y en la prensa y en todos lados, es la historia de un vampiro que está bien buenote (según el libro), pero que quería llegar virgen al matrimonio. Todos creían que era gay porque se renegaba de tener traida. Él decía que lo que pasaba es que tenía miedo por eso de la leyenda urbana que dice que las vampiritas tienen la vagina dentada y no sé qué más charadas. En fin. En eso iba la historia cuando apareció una chavita que le movió el tapete, tons como que empieza una historia de amor de la gran diabla. Bueno, al menos algo así me contó qiro. O eso le entendí. Al final no importa: en todos lados se hablaba de que la historia era buena, pero que la lica estaba super elaborada y como siempre, la historia de los vampiros según Hollywood, es puras caras bonitas y mucho glamour.

Entonces llegó a mí un texto que recomendaba, en lugar de ver Twilight, ver una película independiente y que venía del otro lado del mundo (Suecia): Let The Right One In (Låt den rätte komma in).

En lo personal, considero ésta una de las mejores películas que he visto en mis últimos años, que maneja muy bien las emociones. La película es bastante estética. Es tenebrosa y al mismo tiempo tiene sus momentos muy tiernos. Es bien inocente y al mismo tiempo es bien compleja. Sin muchos adornos, tiene efectos especiales sólo cuando son necesarios. En resumen: SUPER RECOMENDADA, porque sobre todo, respeta al 100% todo lo referente a vampiros y lo que los hace vampiros (algo que se les olvida a los que han hecho pedazos todo lo referente a los chupasangres nocturnos)

Les dejo acá más o menos un review ajeno porque para serles honesto, ya tengo sueño:
No soy de los que creen en las apariciones fantasmagóricas, pero este desconocido realizador (solo ha realizado dos largos) acaba de firmar la mejor película de vampiros de los últimos diez años. ¿Cómo? A partir de la reunión romántica y sensible de dos jóvenes abandonados en su propia existencia.

Rodada como lo hubiera hecho un Kubrick bajo los efectos del ácido o un Haneke sin el lado moralizador que le pone a sus películas, nos encontramos con primeros planos de bebés sanguinolentos en un filme sin miedo a ser demasiado audaz o a quedar desplazado de las salas comerciales. Asumiendo todo (impulsos inconfesables de personajes fuera de normas y situaciones propias del gran guiñol) y perdiendo el respeto a los límites es como uno puede llegar a inventar nuevas formas de hacer cine. ¡Y obviamente, Alfredson acaba de revolucionar algo!

Bajo una virtuosidad formal y un rigor narrativo implacable, este uppercut venido del frío no tiene necesidad de ninguna comparación para imponer su atmósfera hechizante, su pudor desgarrador y su secreto vital.

Es justo donde algunas películas del género terminan por sacrificar su originalidad sobre el altar del consenso suave y el pliego de condiciones calibrado del cine de terror, Let the Right One In, del joven y seriamente prometedor TomasAlfredson, propone una alternativa increíble a este sistema deprimente. A su manera, viene a restablecer algunas verdades (sí, es posible hacer algo nuevo a partir de un boceto al que le rompes los tópicos) y de volver a dar un poco de esperanza a los aficionados, temerosos de que el cine de terror se reduzca a la cámara subjetiva, al humor cínico o a los desbordamientos gores como escenario.
Leer más acá...

A ver si algún día vienen películas así a Guate, para tener opciones más allá de lo comercialmente aceptado. ¡Faltan OPCIONES!



Foto tomada de CulturaGratuita.org

Comentarios

emisoras arrejuntadas ha dicho que…
que haces vos sin en realidad conoces a una super chava pero desconoces sus origenes, y te super colgas pero te das cuenta qe es wuampira wuuuaajajaja. Buenisimo tu blog vos
Esperamos tu visita tambien

http://emisorasarrejuntadas.blogspot.com

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

A propósito de Tecún Umán...

A veces, cuando miro fotos de ésta escultura, me imagino a don Tecún en
nuestros tiempos gritándole al canche aquel "¡¡¡Venite pues hijuetantas!!!"

Hoy se celebra el día de nuestro “HÉROE NACIONAL”; del mítico don Tecún Umán, pero no el de las plumas grises, grises, grises, grises, grises, grises, parado entre la Montúfar y el Bulevar Liberación con cara de que ya lleva el buen tiempo “horeándose” bajo el sol. Hablo de ese que nos enseñaron en el colegio, el que conocimos dentro de una historia que mezclaba fantasía y realidad, el personaje principal de esa canción que decía algo como “Tecún Umán príncipe Quiché, bravo capitán, héroe nacional…” y que le donó un litro de sangre al Quetzal pa’ pintarse el pecho de rojo y verse más cool.

Hablo del Tecún Umán que llevamos entre ceja y ceja, como chapines, como parte de nuestro orgullo colectivo, como recordatorio de nuestras supuestas raíces.

¿Mito, fantasía de colegio o verdad histórica?... ¿importa realmente?... creo que para un …