Ir al contenido principal

De ser chapín y la mera nostalgia guatemalteca

Foto tomada del post del Magacín
De eso se trata NOSTALGIA, de recopilar todas esas cosas que nos hacen tan fantásticos como nuestra forma tan peculiar de expresarnos, nuestros sonidos, nuestras comidas, nuestros ademanes, nuestros juegos de "wiros", nuestras costumbres y por supuesto nuestros paradisíacos lugares.

Este es un tributo a las cosas que nos hacen que los chapines seamos únicos Esperamos que los disfrutes.

¡Qué viva Guate muchá!
Texto tomado de una calcomanía que trae el envoltorio de plástico del libro


Me llamó la atención desde que leí la reseña publicada en el Magacín hace como dos domingos, y hoy que por fin lo tengo, puedo decir que está bien "chilero", bien "calidá". En "Nostalgia Guatemalteca" se hace un pequeño repaso por todas las cosas que bien podríamos solicitar en el currículum de una persona para asegurar que es de aquí, de Guate. Cosas como haberse tomado un atol de elote en San Lucas o comerse un su elote asado un domingo cualquiera en algún parque en algún rinconcito del país, hablar babosadas por montones o haber jugado "1, 2, 3... ¡Cruz Roja!" o "Tenta" hasta el amanecer. Tener alguna su "traida" y darle un buen "zocón" en lo oscurito, podría valer también.

Son tantas las cosas que se han ido agregando al currículum del "Chapín Ideal" que por más grueso que parece el librito condenado, es apenas una pequeña porción del verdadero sentido de lo que nos hace ser chapines. Y no sólo se trata de ser, sino también de conocer y haber estado en algún lugar: desde el Tikal húmedo, caluroso y místico, hasta el Lago de Atitlán frío, fantástico y mágico, cada rincón imprescindible de nuestra bella Guatemala, está contenido en el librito.

Hoy que fui a Sophos, logré que me vendieran una copia que estaba reservada porque ya no habían más. Me cuentan que está disponible en Artemis también y en Saúl, por aquello que les interese. El precio, para serles honesto, está mero cariñoso (250 tuquis), pero creo que es algo que se puede atesorar y que algún día revivirá todo ese conjunto de "features" que con el tiempo, las nuevas generaciones probablemente ya no traerán genéticamente instaladas.

En cuestión de definiciones se la pasa ríendo uno y ¡zaz! que de vez en cuando lo invade también a uno la nostalgia (porque cada cosa tiene su nombre clarito, una definición con todo y sus sinónimos, y una foto bien descriptiva para que no haya pierde). En general: bonito.

Pilas pues, si pueden, comprénselo que vale la pena y la verdad 'tá chilero pa' presumirle a los cuates...

Más información en:
Sophos
Facebook
elPeriódico

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Ser chapín es ser chapín
juankrloz ha dicho que…
que onda muchá!
a huevosss...
es chilero...
orale pues...pilas ahi
porq los CHAPINES somos BIEN PILAS!
:)

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

Monólogo por mi niñez (Día del niño)

Entre chamuscas y retos, entre la tele y los juegos de temporada, entre dulces, chicles, nachos y cuquitos, entre los sueños del astronauta y el bombero, la inocencia se fue encapsulando, la ingenuidad y la honestidad han dado paso a las pretenciones, el escepticismo y la rutina. Cada día descubriendo menos, creyendo menos, sintiendo menos.

Y aquello de comprar bombones se fue apagando, aquello de ir a piñatas y buscar el juguete en la sorpresa se fue al cuerno.  Aquello de hacer las tareas por la tarde o de comprar mango verde con pepita, limón y sal a la salida se guardó en el baúl de lo que nunca regresa.

Ahora es una hecatombe de sexo, guerra, existencialismo, stress, dinero, posesiones y ansiedad: siempre ansioso, siempre ansioso.  Si pues: ahora me interesa hacer dieta, ahora me interesa hacer ejercicio, oler bien, parecer bueno para algo. Antes simplemente era yo.
No es para deprimirse, pero a veces veo mis sueños esperándome en la puerta para salir a jugar, ansiosos, deseando que…