Ir al contenido principal

[Felíz día del Odontólogo]

Estuve buscando algo bonito para enviarle por correo a mi hermana hoy por ser el día de los odontólogos. Bien pilas la patoja, se graduó el año pasado; mi papá, mi mamá, mi abueiita y toda la mara estaban que no cabían en sus calzones y yo era el fotógrafo oficial. A uno lo llena mucho de alegría el hecho de saber que comparte con alguien momentos importantes en su vida, principalmente cuando se tratan alcanzar metas trazadas.

Bueno pues lo mejor que encontré fue este anuncio de colgate para los odontólogos que me pareció cómico.


Y a mi hermana que está lejos en estos momentos, le deseo todo lo mejor, muchos mas logros y que siga sangrando a sus pacientes con el montón de plata que cobran en ese su gremio de doctores.

(para los que no sabían, es malo para los dientes destapar botellas con la trompa)

Comentarios

William Romero ha dicho que…
Alagran pu.. Hehehe... Yo use frenos por mucho tiempo y en realidad... No se que hubiera hecho sin que mi ortodoncista me tratara...
(Bueno, talvez si se... Salir a espantar en la noche, xq con esa mi boca de tiburon que me andaba hechando ahuevaba hasta a una piraña)
Misifusi ha dicho que…
Eso de destapar las botellas con los dientes lo hacía mi abuelito que en paz descanse, era bien buzo para eso, y todos los nietos admirados, jajaja, que yo sepa nunca se lastimo. Saludos!
es cuestion de practica lo de la botella, yo nunca llegué a intentarlo siquiera, me quedo un pequeño trauma despues de usar frenos, por el dolor que me causaba utilizar los dientes frontales, hasta hace poco empece a comer manzana como Dios manda jajaja

Yo tambien le tengo una buena deuda a mi odontologo, aunque creo que con el dinero que le doy es mas que suficiente jajaja

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

A propósito de Tecún Umán...

A veces, cuando miro fotos de ésta escultura, me imagino a don Tecún en
nuestros tiempos gritándole al canche aquel "¡¡¡Venite pues hijuetantas!!!"

Hoy se celebra el día de nuestro “HÉROE NACIONAL”; del mítico don Tecún Umán, pero no el de las plumas grises, grises, grises, grises, grises, grises, parado entre la Montúfar y el Bulevar Liberación con cara de que ya lleva el buen tiempo “horeándose” bajo el sol. Hablo de ese que nos enseñaron en el colegio, el que conocimos dentro de una historia que mezclaba fantasía y realidad, el personaje principal de esa canción que decía algo como “Tecún Umán príncipe Quiché, bravo capitán, héroe nacional…” y que le donó un litro de sangre al Quetzal pa’ pintarse el pecho de rojo y verse más cool.

Hablo del Tecún Umán que llevamos entre ceja y ceja, como chapines, como parte de nuestro orgullo colectivo, como recordatorio de nuestras supuestas raíces.

¿Mito, fantasía de colegio o verdad histórica?... ¿importa realmente?... creo que para un …