Ir al contenido principal

Mecayemal: El freakshow legislativo

Foto encontrada en una búsqueda de Google.

Ayer unos diputados decidieron arremangarse la camisa y tirarse mameyasos en frente de unos monitos bien vestidos que salieron corriendo del congreso. Bla bla bla.

Es esta la injusticia del mundo; el que está dirigiendo la orquesta es el menos apto para hacerlo, ese idiota que compró a un pueblo con abono, láminas, gallinas y unas palabras bonitas. Para este idiota, no existe el más mínimo interés en arreglar algo, lo que sea.
Es el poder el peor invento del hombre, toda buena intención es desvirtuada en un proceso de mugrienta necedad.



Probablemente toda decisión es estratégica, inteligente y bien medida, probablemente todo funcionó para alguien en su tiempo. Pero existe un "bien común" y siempre va de la mano con un "sentido común" con una buena intención inteligente que me he tomado la libertad de definir ahora. Este bien común es evidente en cualquier sistema político/económico/comercial/mundial. Este bien común es un desempleado más en la porquería de sociedad donde vivimos.

A esto agrego que la diplomacia también es algo que en realidad no me interesa y consideraría un milagro encontrarle funcionalidad. Sí, sueno utópico. Sí, sueno ingenuo. Sí, sueno idealista y enamorado. Y sí, tengo derecho a sonarlo y a señalar con el dedo la vomitiva y repugnante actuación de esta gente. Es por este tipo de cosas que muchos tienen miedo de ayudar a su país ocupando cargos públicos. Es por esos animales, come-chucherías, levanta-manos, gasta-dinero, viaja-de-más, ignorantes, estúpidos e interesados, que no hay esperanza para los gobiernos latinoamericanos. Estoy seguro que no son todos, pero es el pareto de la mugre corrupta lo que nubla cualquier intento de nobleza.

Todos estos dirigentes de la nación se la pasan el día entero viendo quien está de culo para penetrarlo con su pene chorriado de ambición. Dejan a la puta de Guatemala embarazada de deudas externas, malos acuerdos internacionales, violencia, delincuencia, pobreza extrema y por sobre todo: leyes estúpidas.

Por eso yo digo señores diputados: pueden soplar mi brillante mofle de la verdad y la libre expresión. Pueden asegurar que espero que algún día se pudran sufriendo toda la sangre que le chuparon a la aorta de nuestros impuestos.

Seguimos en las mismas señores, es tiempo de admitir que estamos enterrados y arremangarnos la camisa, pero para trabajar por algo mejorcito.

Una Guatemala chula, llena de colorcitos, monaditas, arte, felicidad, alegría, confianza, gente bonita, buenas intenciones, diversidad de razas, paisajes, platillos exóticos, músicos, escritores, genios, poetas, comerciantes, desarrolladores, inventores, locos, borrachitos y demás... No se merece a batman, robin y la batichica de diputados.

He dicho.

Ah, y don Alvarito puede besar mi mal-hablado trasero, "la gota que derramó el vaso, ante los insultos al presidente, ministros y la primera dama" dice. Nuestro tonel Rotoplast de mala administración de fondos solidarios se rebalsó hace mucho tiempo y sigue derramando agua shuca.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

A propósito de Tecún Umán...

A veces, cuando miro fotos de ésta escultura, me imagino a don Tecún en
nuestros tiempos gritándole al canche aquel "¡¡¡Venite pues hijuetantas!!!"

Hoy se celebra el día de nuestro “HÉROE NACIONAL”; del mítico don Tecún Umán, pero no el de las plumas grises, grises, grises, grises, grises, grises, parado entre la Montúfar y el Bulevar Liberación con cara de que ya lleva el buen tiempo “horeándose” bajo el sol. Hablo de ese que nos enseñaron en el colegio, el que conocimos dentro de una historia que mezclaba fantasía y realidad, el personaje principal de esa canción que decía algo como “Tecún Umán príncipe Quiché, bravo capitán, héroe nacional…” y que le donó un litro de sangre al Quetzal pa’ pintarse el pecho de rojo y verse más cool.

Hablo del Tecún Umán que llevamos entre ceja y ceja, como chapines, como parte de nuestro orgullo colectivo, como recordatorio de nuestras supuestas raíces.

¿Mito, fantasía de colegio o verdad histórica?... ¿importa realmente?... creo que para un …