Ir al contenido principal

Cápsula Chapina: Voltear la tortilla

Darle la vuelta a la tortilla

Esta frase es utilizada cuando en una situación dada, alguien considerado inicialmente víctima pasa a ser el victimario gracias a artiulugios, la memoria y un juego de palabras ágil. Da la casualidad que las mujeres son especialmente habilidosas en este arte por lo que generalmente es una frase utilizada por los hombres cuando relatan cómo la novia les quemó el rancho y fueron ellos quienes terminaron pidiendo perdón. Los niños también son bastante habilidosos en este asunto de voltear la situación a su favor, más aún con sus ojitos brillantes y sus caritas de angelitos chorriados.

Generalmente para voltear la tortilla, la maña más utilizada es el sacar a colación alguna situación pasada de proporciones similares. En este caso, las mujeres suelen salir con el cuento de cómo es que ellas han sufrido tanto por los cerdos machistas incluyendo su papá o la esquizofrénica de su mamá o los endemoniados de sus hermanos o la soledad que ha sentido toda la vida por no haber logrado llegar a ser modelo... en fin, cualquier cosa es una buena razón para quemarle el rancho al novio con carita de pendejo... y después ahí está el novio, pidiéndole perdón a la señorita "por ser tan desconsiderado".

Otro ejemplo: cuando uno de los cocineros de este blog pasa años "odiando" cualquier intento de música "made in Guatemala" y resulta que un día me dice por el mesenyer:

Cocineroqueodialamúsicachapina dice:
  mucha tu bulla
 yo todo tranquilito escuchando el aurora
YRCH dice:
 jajajajajajajajaja
¿¡de razones¡?
Cocineroqueodialamúsicachapina dice:
  yeah!
Consejos para evitar que le volteen la tortilla: apelar a la conciencia del victimario, meter a un tercero a la discusión (puede ser el abogado), no contarle todos sus secretos a la traida, si empieza a hablar no detenerse o simplemente no hablar y entonces utilizar única y exclusivamente gestos matadores como los ojos entrecerrados y la cabeza en un movimiento ligero de desaprobación.

Nota: ésta frase es generalmente utilizada por cuerudos, macetas, agarrados y culebras.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

A propósito de Tecún Umán...

A veces, cuando miro fotos de ésta escultura, me imagino a don Tecún en
nuestros tiempos gritándole al canche aquel "¡¡¡Venite pues hijuetantas!!!"

Hoy se celebra el día de nuestro “HÉROE NACIONAL”; del mítico don Tecún Umán, pero no el de las plumas grises, grises, grises, grises, grises, grises, parado entre la Montúfar y el Bulevar Liberación con cara de que ya lleva el buen tiempo “horeándose” bajo el sol. Hablo de ese que nos enseñaron en el colegio, el que conocimos dentro de una historia que mezclaba fantasía y realidad, el personaje principal de esa canción que decía algo como “Tecún Umán príncipe Quiché, bravo capitán, héroe nacional…” y que le donó un litro de sangre al Quetzal pa’ pintarse el pecho de rojo y verse más cool.

Hablo del Tecún Umán que llevamos entre ceja y ceja, como chapines, como parte de nuestro orgullo colectivo, como recordatorio de nuestras supuestas raíces.

¿Mito, fantasía de colegio o verdad histórica?... ¿importa realmente?... creo que para un …