Ir al contenido principal

Existencialismo en la Ciudad


Hace tiempo hice un post sobre la rutina, esa condenada costumbre de hacer lo mismo día con día, de no cambiar... de resignarse. Igual, hace un tiempecito, se hizo otro post con respecto a la procrastinación y sus efectos en la vida diaria de los chapines. Es que eso de andar dejando las cosas para dentro de un ratito, para mañana, para pasado, para la otra semana, es algo bastante común en nuestra "cultura" citadina, estudiantil y laboral.

La cosa es que este post (éste que está usted leyendo), viene a remezclar un poco esos temas, hablando un poco de mis "sentimientos" actuales.

No sé si alguna vez han sentido que nada es suficiente, que hacen algo o hacen lo otro y terminan sintiéndose igual, como si en su vida hubieran alcanzado una larga y contínua horizontalidad, un valle (estadística, gráfica y curvísticamente hablando). Todo se hace plano, ya no hay capas en la imagen del artista, todo combinado, sin canales alfa o transparencias, no hay niveles ni escalas, sólo una mentada plancha por vida.

Entre la rutina y el tedio, uno se va haciendo dócil.

El fin de semana pasado iba en la carretera y delante de mí iba un camión con cajas llenas de pollos. Los animalitos no se movían, estaban resignados, entregados a su "destino", con los ojos abiertos sabiéndose uno más del montón, simplemente quietecitos, sin esperar mucho, es más, esperando nada.

Así me he sentido por estos días, a veces con ganas de salir corriendo o simplemente salir, otras veces con ganas de hacer nada, de sentarme a escribir/leer/dibujar... a veces siento que necesito un poco más de contacto con la gente... otras simplemente quiero ver a nadie, quiero meterme en algún baúl y estarme solito un buen rato.

De cualquier manera salgo, a donde sea. No caminando ni en burra, que de alguna manera cargo un miedo heredado que me cuestiona la caminada y me induce el asiento del carro: una seguridad sobrevalorada. Bien pudiera caminar por la Zona 1, Las Américas o qué se yo, en algún lugar que no esté contenido bajo el nombre Miraflores o Pradera.

Salir significa integrarse a las colas de carros, motos, camionetas, camiones y otros reptiles de esta ciudad y sus arterias a punto de colapsar: un verdadero infarto de concreto y asfalto. Afuera es necesario ponerse audífonos: bocinas gritando y mucos con el sonido de sus tonteras reguetoneras a todo volumen, entre gatas, el "dembou" y las aventuras de gángsters pueltoliqueños.

Un serio problema que veo en todo esto, es la poca variedad de lugares con los que uno se va quedando para no estar solo o para estar bien solo, cuando se trata de escapar de la rutina y lo cotidiano. Hace unos años, 4° Norte prometía mucho, pero como todo en Guatemala, se chingó con/por el "Guaro". Ahora es una zona 10 sin "clase": puro ruido. Creo que ese es un serio problema: el guatemalteco promedio no sabe "relajarse" sin Guaro. Las otras opciones son peores aún: cafetines como apéndices de centros comerciales. &Café, Barista o Saúl E. Méndez, son las pequeñas vísceras de los centros comerciales. No hay intimidad y uno se sienta a ver pasar gente, nada más, a encerrarse en un lugar ajeno, tras la vitrina de un local lleno de mesas y otro tipo de bulla, una bulla más "de clase", más "chill", más "lounge", más "chic", más "in", más "cool", lo que sea. Es que si no, es ir a algún restaurante "caquero" donde cocinan cosas vistosas pero que se sienten igual de vacías que uno.

Termina uno sentado en algún bar de alguna zona olvidada o en la tiendita de la esquina en alguna colonia, llevando a cabo un acto de suicidio existencial (si acaso aplica uno dentro de lo otro).

Hay ciertas "salvedades" pero en concepto, nada que ofrezca algo "real". ¿Qué hace uno entonces?, se regresa a su baúl, a encerrarse, a escribir en alguno de sus 8 blogs, a leer un libro delirante, a jugar ping pong en la mesa del comedor, a tener contacto con los demás por el mesenyer... a creerse vivo cuando la vida se le pasa a uno viendo una ventana, que es realmente un espejo.

A veces me siento antisocial, pero si examino mis opciones, creo que es lo único que me queda para salir de la normalidad citadina guatemalteca. Siento que me quedé sin imaginación... ustedes dirán...

Canción para escuchar mientras lee esto:


Comentarios

[qro] ha dicho que…
Es cierto, las opciones son muy pocas, el panorama es sintético, la juventud necesita alcohol, lo alternativo termina comercializándose, la vida parece perder el sentido, el alma tiene miedo de expresarse, el reagueton se apodera de las calles, hay tráfico a toda hora, la clase media alta (jove) no se da cuenta de la crisis, a todo el mundo le pela, la gente sigue el rumbo de todos los demás, la vida parece ahogarse en la rutina, no hay creación, no hay innovación, no hay originalidad, sólo reinvención de lo que fue bueno en el pasado.

Lo que si hay es idealismo, y la esperanza siempre vive mientras tenga un necio que crea en ella, yo le soy fiel a los platos de zanahoria con limon y al café por las tardes.

De todas formas siempre queda la opción de imaginarse a todo el mundo desnudo... jajajaja
Jorge+ ha dicho que…
O de atravezarse en el camino de una zanahoria gigante y desnuda... y uno también desnudo... y ser velado dentro de la taza de café en la tarde... rodeado por un montón de idealistas que no es que sean idealistas... (es que son necios)... que no es que tengan esperanza (es que son idiotas)...
Jorge+ ha dicho que…
Propongo que el 7 de diciembre en lugar de quemar piñatas de diablos quememos a una horda de idealistas, para que aprendan de una vez por todas la lección... es que hay que sentar un precedente... a ver si se aparecen en mi funeral los muy desgraciados...
[qro] ha dicho que…
O mejor aún... hacer una orgía con necios y necias, forrarnos de azúcar el cuerpo, gritar aleluya con una familia de payasos a los que le gustan la zanahorias, para después correr del obelisco al monumento al papa por la avenida las américas, pasar por el parqueo de magic place tirarnos salchichas con mostaza, secuestrar a la orda y patearlos antes de que se quemen en un infierno de gasolina.
Jorge+ ha dicho que…
mano, ya vas vos con tus muladas... ¬¬ ... ay, no...
[qro] ha dicho que…
Ya me conocés... nunca fallo... XD
Edwin J ha dicho que…
Que buen post Jorge. La verdad es que creo que tenes mucha razón en lo que hablas.... nos hemos vuelto una sociedad donde la inseguridad del país nos obliga a replegarnos a los centros comerciales y lugares donde nos podemos sentir "seguros". Pero si lo pensas asi es... inclusive vos mismo no vas a cualquier lugar con tus audifonos por el maldito "temor" a que te roben el IPod.
Creo que lo importante para no sentirnos encerrados en una jungla de concreto es aprender a disfrutar los placeres que nosotros mismos ponemos; por ejemplo podes ir a bicicletear un rato a "pasos y pedales" un día domingo, podes ir al zoologico a ver otros animales ajenos a los que se ven en el día a día, sentarse como vos decis en una tienda de una zona olvidada a disfrutar de una cerveza fría junto con un ceviche o un caldo (sin caer en ponerse "bolo"), inclusive el poder disfrutar una buena tasa de café caliente por la noche al lados de los amigos... el mundo sigue dando vueltas independientemente si nos encerramos a leer blogs o libros o si salis a "parrandear", el mundo sigue dando vueltas lo importante es disfrutar lo que sea que se decida hacer con esta .... vida.
[qro] ha dicho que…
Deberíamos de meter en la orgía a los animales del zoológico, y echarles caldo y marsicos por todos lados para se confundan los olores. Cuando nos cansamos hecharnos una tasa de café saboreada con los audífonos del ipod del jorge y después gritar "acaso no recuerdas que te vi soñar" para sentir que vivimos un momento mágico y extraño de nuestras... vidas [WTF?]...
Y después publicamos las fotos en blog para encerrar los recuerdos y liberarnos de la miseria virtual
Manooo!! mira hay mucho que se puede hacer, podes ir a hacer algo de deporte, cualquier deporte, si no te sentis seguro pues podes ir a algun gimnasio y pagar solo por un rato, ir a visitar algún familiar, o amigo a su casa y hechar la hueva ahí, ir al zoologico, teatro, IRTRA como dice EdwinJ, ir incluso a la terraza de tu casa, visitar alguno de los pueblos que quedan cerquita.

no se realmente que es para vos algo de "originalidad", la rutina se la crea uno mismo, hay una gran diferencia entre quedarte haciendo lo que siempre haces por que se te da la gana y quedarte haciendo lo que siempre haces por que no sos capaz de ver mas alla de todos esos patojos bolos y centros comerciales por que es lo único que se te viene a la mente en ese momento como opción, y quedarte haciendo lo que siempre haces por miedo a salir simplemente a explorar a ver que encontras o tratar algo nuevo.

La vida se puede disfrutar con o sin alcohol, con o sin dinero, con o sin centros comerciales, cada quien hace las cosas que lo hacen sentir bien consigo mismo y no creo que eso sea motivo para criticarlos.
[qro] ha dicho que…
Va ya no regañen al Jorge... déjenlo que queme a su horda de idealistas...
Jorge+ ha dicho que…
No tengás pena [qro]... vos vas dentro de la horda...
tOyiTa ha dicho que…
Este post me encanto! la maravilla de tener blogs y creo que es por eso que lo uso, es porque se puede escribir de lo que sea sin que te censuren! aunque despues te critiquen pro ya esta plazmada tu idea.

Sabes? Este estilo de vida antirutinaria me ha estado funcionando, si toy encerrada en mi casa y quiero hacer algo diferente, aunq sea sola m subo a una camioneta sin rumbo y casi siempre me encuentro caminando en la zona 10 tipo 3, 4 de la tarde (me encanta caminar ahi, no se porque) y despues de pensar tanto tambien vi q ya no me atrae tanto las pachangas en las discos, mi alma esta sedienta de cultura, y lo mejor para calmar esa sed es buscar cosas nuevas, cosas que te den un plus a tu vida. Es super enriquecedor para el alma.

Aparte los cafecitos como en "el cafetalito" son los mejores jejeje (ya sabes mi debilidad)...entonces por si queres vagar o distraert y no sabes con quien.....ya sabes! yo vago sola y con compañia tampoco hace mal ;) Creo que somos de los pocos jovenes q en lugar de encerrarnos en el licor, buscamos de externarnos en otra forma mas sana.

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

A propósito de Tecún Umán...

A veces, cuando miro fotos de ésta escultura, me imagino a don Tecún en
nuestros tiempos gritándole al canche aquel "¡¡¡Venite pues hijuetantas!!!"

Hoy se celebra el día de nuestro “HÉROE NACIONAL”; del mítico don Tecún Umán, pero no el de las plumas grises, grises, grises, grises, grises, grises, parado entre la Montúfar y el Bulevar Liberación con cara de que ya lleva el buen tiempo “horeándose” bajo el sol. Hablo de ese que nos enseñaron en el colegio, el que conocimos dentro de una historia que mezclaba fantasía y realidad, el personaje principal de esa canción que decía algo como “Tecún Umán príncipe Quiché, bravo capitán, héroe nacional…” y que le donó un litro de sangre al Quetzal pa’ pintarse el pecho de rojo y verse más cool.

Hablo del Tecún Umán que llevamos entre ceja y ceja, como chapines, como parte de nuestro orgullo colectivo, como recordatorio de nuestras supuestas raíces.

¿Mito, fantasía de colegio o verdad histórica?... ¿importa realmente?... creo que para un …