Ir al contenido principal

Gasolina: algunas ideas

Acabo de regresar de ir a ver Gasolina, y estoy enteramente satisfecho.

No pienso hacer un review como tal de la película... mejor voy a proponer algunas ideas en torno a la trama y el concepto que percibí en la muvi. Ahí les va:

  • Gasolina no es una película que busca formar criterio. Se aprovecha del criterio para formarse dentro de las ideas de cada persona que la ve.
  • Quizás para ver Gasolina sería necesario tener un parámetro de comparación, es decir, tener bastante contacto con un chavito de entre 15 y 19 años. A mí me ayudó a entender el trasfondo de la película, la convivencia con mi "hermanito".
  • La película es un retrato actual, nada más: no busca proponer soluciones, no tiene respuestas, ni razones; no tiene héroes, ni víctimas, sólo puras personas de carne y hueso que forman parte de nuestra sociedad chapina y que integran esa mitad del sandwich conocida como "clase media", que mueven al país y al mismo tiempo que apenas si logran sobrevivir el día a día. Una sociedad al borde del precipicio.
  • Gasolina presenta una sociedad casi depresiva, olvidada de su futuro y su compromiso con él, niños adolescentes cuasi-adultos, prácticos, sin promesas y sin compromisos.
  • Gasolina es una película que no se puede enmarcar ni tachar bajo algún calificativo, no se puede juzgar como buena o mala.
  • Mucha gente la verá y saldrá con un sabor agrio en la boca y en el inconsciente. Sería bueno que también en la consciencia.
  • Gasolina nos muestra lo peligroso que es no tener algo que hacer.
  • El problema en Guatemala es que, como en casi todo, esperamos que nos den la cosa servidita y con cucharita directo en la boca, ya cortaditos los pedacitos y servidito el refresquito. Todo servido, todo directo a la boca. Gasolina no cae en eso, como todas las películas que normalmente inundan la cartelera: a uno le sirven el plato y le dicen "Comé...". Tan acostumbrados como estamos a los simple y servidito, muchos dirán "¿Cómo?, ¿por dónde?, no se puede...". Cada quien debe partir sus pedacitos, cada quien debe servirse su porción y tratar de tragar y digerir lo que mastica... todo solos. Aquí nadie nos va a ayudar.
  • Todos deberían ver Gasolina. Es difícil aceptar que una película que ha sido reconocida y galardonada en el extranjero, a mucha gente le parece pésima. ¿Será que estamos tan familiarizados con el tipo de situaciones planteadas en la película, que simplemente ya no le encontramos valor, no nos da remordimiento, no nos asusta, ni nos asombra, ni nos conmueve, ni nos provoca algo?
  • Gasolina renueva un viejo compromiso: las nuevas generaciones se están íendo mucho al carajo.
  • No se asombra uno con el lenguaje ni el pensamiento de los protagonistas porque aunque duela o parezca irreal, es exactamente un pedacito de la historia que sucede a diario en la juventud guatemalteca, juventud citadina y acomodada, en decadencia, indiferente ante la realidad que le rodea. Busca vivir el hoy y llegar caprichosamente hasta donde quiere.
  • Gasolina nos recuerda que los patojos de hoy en día se quedaron sin sentimientos, sin ideas, sin memoria, sin propósito.
En definitiva me inclino por la recomendación de la película. Creo que es un acierto digno de ver y analizar.

Por cierto, qué raro siento el contraste entre lo que ví en la película y luego lo que ví en el camino hacia mi casa: hoy es jalowin y chavitos de la misma edad que los protagonistas de la lica andaban ya como locos juntándose, llamándose, íendose a traer para ir a emborracharse, para ir a festejar algo, cualquier cosa. En Guatemala todos necesitamos una excusa, aunque tengamos a la vez mil razones que digan lo contrario. "Pretextos" que le dicen. Lo peor es que hasta ganas de no estar en mi casa me dieron :S.

Comentarios

Laura Valdez ha dicho que…
Una felicitación por esas ideas, y yo personalmente agregaría qué ojala los padres reflexionen del abandono y desconexión que tienen con sus hijos
ambienteGt ha dicho que…
Ya no aguanto las ganas de ir a ver Gasolina! con tus coments me dieron ganas de ir a verla ya!, solo con este no estoy de acuerdo "Gasolina es una película que no se puede enmarcar ni tachar bajo algún calificativo, no se puede juzgar como buena o mala."
La verdad hay que juzgarla, no con lo sentimental y chapinesca que pueda ser, ya que tenemos que ser objetivos, y si la película es malal es mala, y si es buena es buena! no hay paso atrás, igualmente felicitaciones al director que ya fue un triunfo ponerla en el cine.
Salú!

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

A propósito de Tecún Umán...

A veces, cuando miro fotos de ésta escultura, me imagino a don Tecún en
nuestros tiempos gritándole al canche aquel "¡¡¡Venite pues hijuetantas!!!"

Hoy se celebra el día de nuestro “HÉROE NACIONAL”; del mítico don Tecún Umán, pero no el de las plumas grises, grises, grises, grises, grises, grises, parado entre la Montúfar y el Bulevar Liberación con cara de que ya lleva el buen tiempo “horeándose” bajo el sol. Hablo de ese que nos enseñaron en el colegio, el que conocimos dentro de una historia que mezclaba fantasía y realidad, el personaje principal de esa canción que decía algo como “Tecún Umán príncipe Quiché, bravo capitán, héroe nacional…” y que le donó un litro de sangre al Quetzal pa’ pintarse el pecho de rojo y verse más cool.

Hablo del Tecún Umán que llevamos entre ceja y ceja, como chapines, como parte de nuestro orgullo colectivo, como recordatorio de nuestras supuestas raíces.

¿Mito, fantasía de colegio o verdad histórica?... ¿importa realmente?... creo que para un …