Ir al contenido principal

LoSiete: Ley de Murphy

Jelou pepianeros, aquí estoy saludándolos nuevamente, pasando por estos rumbos y presentándoles algo que me pareció curioso y muy notable en nuestro diario vivir.

Iba escuchando la Infinita el día viernes pasado, regresando pa' mi house y escuchaba Versus, un programa bastante recomendado. Este viernes, el tema central era sobre la famosa "Ley de Murphy" me imagino que a más de uno de ustedes les suena familiar el nombre de esta ley, que se llama "de Murphy" por Edward A. Murphy Jr, quien la desarrolló.

Está ley se basa en que, cuando uno anda preparándose para algo importante, siempre algo que puede salir mal termina saliendo mal.

Como cuando te preparás para salir y te ponés la ropa que más te gusta, pero comes antes o te cepillás y te terminás manchando. Esta es una prueba de la Ley de Murphy.

Yo sé de algunos casos muy comunes, aunque por supuesto no aplican para todos jajaja, así que entre todos creo que nos reiremos de las mismas, ya que casi todas nos han pasado.

1.
Cuando perdés algo y tenés prisa por buscarlo, terminás encontrando cosas que has perdido en otro momento, pero nooooooooooooooooo nunca encontrás lo que querés.

2.
Resulta que tenés prisa porque ya no aguantás las ganas de ir al "trono" (al sanitario), y cuando finalmente entrás y "hacés concreto lo abstracto", te das cuenta que no hay papel.

3. 
Andas con las manos ocupadas, LAS DOS, y necesitás sacar las llaves de la bolsa del pantalón, hacés que todo lo que cargás se pase a una mano y entre malabares buscás en tu bolsillo sólo para darte cuenta que no tenés las llaves en esa bolsa sino en la otra.

4. 
Estás listo para una reunión por la mañana, te terminás de cepillar los dientes y cuando ya vas para afuera te das cuenta que te manchaste de pasta dental la corbata o la camisa.

5.
Salís de tu casa o de tu cuarto y te das cuenta que la puerta se cerró duro (se somató) y buscas en tu bolsillo las llaves para entrar y que si hoy de pura casualidad que todos salieron, no las cargás.

6.
'Tas comiendo algo en tus minutos de almuerzo en el chance, cuando te das cuenta que tiene un pelo, pero cuando pegaste la mordida, se fue una parte en el bocado y otra se quedó en la comida.

7.
Para los ya-no-tan-potentes: te preparás para esa cita que has estado esperando por semanas,es probable que hoy inclusive haya "acción" por lo que te tomás un pitufo (pastilla azul que "levanta el ánimo") para estar preparado, pero te das cuenta 1/2 hora después, que la pinche cita nunca llegará.

Creo que hay más para contar y relatar... cuéntennos ustedes las experiencias propias.

Enjoy life: es todo lo que nos queda: reírnos de esas situaciones que no tenemos previstas. :D

Comentarios

Canche ha dicho que…
La verdad ese cerote de Morfi seria el primero que yo mataría si pudiera regresar al pasado, no se como se le ocurrio esa su Ley pero está super comprobadisima...

En lo personal he tenido un par de conflictos por eso en algunos proyectos, pero tambien se los atribuyo a que mi compañero Jacob siempre hace una especie de maleficio sobre mis proyectos y de pura casualidad algo que el mencionó, siempre terminaba fallando, la verdad ahora me rio de lo sucedido pero en el momento si me molesté un poco...
Laura Valdez ha dicho que…
Muy buenos tus ejemplos, claro yo agrego algunas femeninas como: pintura de uñas recien aplicada, te suena el celular (o tocan a la puerta y no hay nadie en tu casa) y adios la pinturita. Vestidito con el que se ve uno espectacular, segurito no aparece el chico al que iba dirigido (ahh, pero si el acosador personal, que no te deja respirar) o una general, buena pelicula o te llega de visita alguien especial o te llaman por telefono, una y otra vez. Asi que resignación.
Jorge+ ha dicho que…
Debo confesar que ayer por poco me pasa... pero todavía logré cambiarme al baño de la par donde sí había papel... uffff... "In your face Murphy"
La probabilidad de que una cosa funcione correctamente es inversamente proporcional a la necesidad que tenemos de esta.

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

A propósito de Tecún Umán...

A veces, cuando miro fotos de ésta escultura, me imagino a don Tecún en
nuestros tiempos gritándole al canche aquel "¡¡¡Venite pues hijuetantas!!!"

Hoy se celebra el día de nuestro “HÉROE NACIONAL”; del mítico don Tecún Umán, pero no el de las plumas grises, grises, grises, grises, grises, grises, parado entre la Montúfar y el Bulevar Liberación con cara de que ya lleva el buen tiempo “horeándose” bajo el sol. Hablo de ese que nos enseñaron en el colegio, el que conocimos dentro de una historia que mezclaba fantasía y realidad, el personaje principal de esa canción que decía algo como “Tecún Umán príncipe Quiché, bravo capitán, héroe nacional…” y que le donó un litro de sangre al Quetzal pa’ pintarse el pecho de rojo y verse más cool.

Hablo del Tecún Umán que llevamos entre ceja y ceja, como chapines, como parte de nuestro orgullo colectivo, como recordatorio de nuestras supuestas raíces.

¿Mito, fantasía de colegio o verdad histórica?... ¿importa realmente?... creo que para un …