Ir al contenido principal

Niñas-Adolescentes Embarazas

Esta entrada es acerca de un tema que últimamente me ha preocupado, quizá no por su incidencia, porque debe de ser la misma que hace muchos años, claro que hoy con eso de la globalización y la legalización de datos, uno se entera más de las cosas que pasan, eso no quiere decir que los hechos pasan más recientemente. Pero últimamente, entre mis lecturas, visitas a la web y conversaciones que parecen superfluas, he encontrado cierta aceptación y resignación ante el tema de los embarazos en adolescentes o niñas-adolescentes, tanto que al ver una peli que habla del tema, encontré además de una buena sátira de la situación, una forma de “resolver” ese pequeño desliz en la vida de una jovencita que ya sea por error, mal cálculo, ignorancia, calentura, o motivos ajenos a mi conocimiento o a mi entendimiento personal, se pueden tener. Y es así como hoy en día un sinfín de revistas y páginas web dejan ver a los lectores lo común y bien tomado que es este evento para las jóvenes modernas, las cuales ya no se angustian, agobian, ni “arruinan” su vida por el hecho de resultar embarazadas cuando no lo esperaban (claro está que quien tiene relaciones sexuales de forma desordenada, insegura o rápida, tiene claro que puede resultar embarazado, cuando menos…)

Pero el problema, que yo observo, no está solo en el hecho de la irresponsabilidad o el fallo del método anticonceptivo (léase anticonceptivo y no abortivo) sino en un mundo de repercusiones que trae el estar embarazado, a tan corta edad (Las estadísticas de mis fuentes se basan desde los 13 años en adelante):

1º. La madurez biológica no es la apta para la concepción de una vida, apenas si el cuerpo se está adaptando a él mismo, imagínense la lucha de lidiar con él y con uno más. Aspecto que para las jovencitas de hoy en día se traduce como: “Esta gran panza”, después de que se cuidaron tanto para lucir esbeltas o esqueléticas, dependiendo el gusto de la usuaria.

2º. La madurez neurofisiológica, que aunque esté ligada a la primera, considero necesaria mencionar, ya que son factores que se desconocen y que en el período de adolescencia estos procesos neuronales y físicos se aceleran, inclusive alterando el balance alimenticio que se tiene y que se debe tener a futuro, así como el descontrol emocional a causa de las alteraciones hormonales… que como bien sabrán las mujeres son cambios, que algunas, nunca logran superar, y que las demás manejamos con sutileza aunque no lo parezca ante las miradas masculinas.

3º. El hecho social… tema que realmente no tiene relevancia en “el que dirán” porque por la etapa adolescente y las nuevas tendencias, realmente eso ¡Vale madre! Dentro del ámbito social me refiero a que en la adolescencia, se dice que es una etapa en la que el ser humano define su personalidad, sus creencias, sus valores, y en fin… una vida adulta. Hecho que parece simpático, porque a pesar de que esta etapa es la crítica, hay quienes nuca logran superarla. Pero en fin… si en esta etapa uno descubre quién es, o cómo quiere ser, o al menos prueba opciones, aunque no se defina, ¿Cómo rayos alguien que no sabe ni donde está parado puede traer una nueva vida al mundo? Lo digo de forma enérgica, denotando mi falta de aceptación, ya que si apenas uno mismo se cuida y se quiere y se conoce y quien sabe cuantas cosas más… esas jovencitas, que ya esta claro que “no lo planearon” creen que pueden llevar a cuestas un embarazo.

4º. Claro llevar a término el embarazo puede ser sencillo, pero las repercusiones en la crianza del niño, si es que no se opta por el aborto, la adopción o “el viaje sin retorno del niño al reino de nunca jamás”. Ya que el criar a un ser humano, significa e involucra muchas habilidades sociales y mentales, que las adolescentes no han adquirido aún. Y claro se puede pensar, hay pero antes todas se embarazaban chiquitas, pues si pero esos eran otros tiempos, como dicen por allí. En esa época el ritmo de vida era menos agitado y demandante, las crisis económicas eran generales por lo que todos sabían sobrevivir y vivir bien. Y claro viéndolo desde el punto de vista del desarrollo, son esas acciones irresponsables desde el principio que hoy en día hacen a esta sociedad un nido de problemas. Drogas, Violencia, Accidentes, Irresponsabilidades, Pobreza, Marginalidad, Discriminación y Abandono del ser mismo, son consecuencias de esas decisiones prematuras, de jugar a hacer más gente, que nos han llevado hoy en día a querer reparar milenios de errores.

5º. Y quizá no hay edad ni tiempo para criar bien a un hijo, pero si hay un tiempo para detenerse a pensar qué se quiere hacer de la vida, qué se puede hacer en ella, cómo hay que hacerlo, qué hay que evitar, cómo evitarlo... porque las consecuencias son de por vida, aunque se decida por la adopción (ese pensamiento recurrente vivirá, y la experiencia corporal, no hay como olvidarla, pues son 9 meses), o el aborto (que claro está las repercusiones biológicas y psicológicas, sin contar con las morales y sociales, nunca dejaran que ese evento se olvide). Y en el mejor de los casos, en la crianza de esa vida, porque considero que como los adolescentes de hoy en día, se creen y son tan capaces, toman la decisión de tener a ese niño, quizá casarse o al menos apoyarse, lo cual denota ese carácter luchador y quizá temerario de los niños-adultos.

6º. El juego de la casita, jóvenes, no solo implica tocar al papá o a la mamá, no solo servir la comida que está en el refri de la casa, que misteriosamente siempre esta allí, no es de irse a la cama, que hizo la suegra o costea la familia del novio… Y menos aún no es dejar a la muñeca o muñeco chillón en la sala, porque ya se aburrieron y hay cosas más interesantes que hacer. Es una vida de dedicación y de responsabilidades, que quizá con un poco más de tino, hubiesen podido aplazar…
Y esta entrada no pretender ser un sermón, ni siquiera para mi misma, si no más bien un espacio de reflexión, en estos días una persona me dijo efusivamente (discutiendo sobre el aborto) “El único método anticonceptivo, que no va a dañar a otros ni a mi mismo, es la abstinencia”. Opinión que claro es respetable, quizá para alguno no practicable, pero en fin… de que está en lo cierto, lo está.

Ojalá y las chicas y chicos de hoy, porque no solo a las niñas-adolescentes les pasa, pensemos más antes de actuar y podamos visualizar el horizonte de nuestros actos, que trascienden no solo en el tiempo y en el espacio, si no también de forma tras generacional y social, afectándonos de forma directa y afectando a los demás. Y que esos medios masivos de comunicación no nos engañen con falsas estadísticas y argumentos para aceptar o practicar o incentivar esos actos irresponsables que dejarán huella para toda la existencia de un ser humano, de una pareja, de una familia…

Comentarios

La verdad es que es ya algo preocupante, he visto como gran cantidad de estas madres no tienen una verdadera noción de la responsabilidad que tienen en sus manos.

He visto como muchas madres jovenes dejan a sus hijos al cuidado de sus padres y ellas ahí siguen arriesgandose con cuanto patojo pueden a quedar embarazadas de nuevo... "al fin de cuentas, mi mamá lo va a cuidar" y ellas safan...

Como evitar este tipo de situaciones? yo la verdad no veo por donde, depende de la educación y principios de cada uno e imaginense con madres tan inmaduras y despreocupadas, que clase de ejemplo, educación y principios pueden transmitir a sus hijos??

ni hablemos del padre que en estos casos ni siquiera esta presente.....
Jorge+ ha dicho que…
Totalmente de acuerdo. El problema sigue siendo la ausencia de valores, y dejémonos de babosadas, no estoy hablando de estigmas o tabúes, estoy hablando de temas como el respeto, la consciencia, la responsabilidad y la sensatez. Hoy en día los viejos encomiendan a sus hijos a San MTV o a San Feizbuk desde tempranísima edad, sobre todo porque lo mismo hicieron con ellos. Esto es un círculo vicioso de "auto-exoneraciones" de responsabilidades y poca consciencia. Las mamás aún satanizan el sexo y se preocupan más por enseñar que el diablo se aloja en el pubis, que por realmente orientar a sus hijas y hablarles de las implicaciones prácticas del hecho.

Hace unos días llego al cuarto de mi primo y veo a mis primitos de entre 7 y 12 años viendo en MTV un programa por demás estúpido y mediocre sobre lesbianas y huecos (perdón a los homosexuales si se ofenden, no es mi intención)... hoy la tele y el internet "cuasi-educan" a los chirices.

¡SEÑORES, abran sus ojos y ocupense de sus hijos y no permitan que la historia se siga repitiendo generación tras generación!... y patojos: infórmense antes de cualquier cosa, sobre para qué sirve la "palanquita" y la "cuevita" y cómo usarla "correctamente", lean y busquen orientación sobre qué implicaciones tendría "malusar" la "herramienta" y si de todos modos lo van a hacer, piensen "WWJD" (jejeje), que en estos días decir "no sabía" no es una excusa.
Misifusi ha dicho que…
Ahora que por mi trabajo tengo que salir a la calle he visto a muchas mujeres embarazadas, podría decirse adolescentes casi niñas, me dan no se que. A mi en realidad no me gustan los niños, ese instinto materno no me ha llegado todavía, ahora que lo pienso si apenas me cuesta a mi mantenerme porque vivo sola ahora costear a alguien más, no estoy hablando de sentimentalismos de la dicha de un hijo porque también hay que pensar en lo material. Hay muy poca información sobre métodos anticonceptivos y las niñas ya empiezan a tener relaciones a más temprana edad, y la sociedad no esta preparada para tener una vida sexual responsable y sana. Saludos!!

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

A propósito de Tecún Umán...

A veces, cuando miro fotos de ésta escultura, me imagino a don Tecún en
nuestros tiempos gritándole al canche aquel "¡¡¡Venite pues hijuetantas!!!"

Hoy se celebra el día de nuestro “HÉROE NACIONAL”; del mítico don Tecún Umán, pero no el de las plumas grises, grises, grises, grises, grises, grises, parado entre la Montúfar y el Bulevar Liberación con cara de que ya lleva el buen tiempo “horeándose” bajo el sol. Hablo de ese que nos enseñaron en el colegio, el que conocimos dentro de una historia que mezclaba fantasía y realidad, el personaje principal de esa canción que decía algo como “Tecún Umán príncipe Quiché, bravo capitán, héroe nacional…” y que le donó un litro de sangre al Quetzal pa’ pintarse el pecho de rojo y verse más cool.

Hablo del Tecún Umán que llevamos entre ceja y ceja, como chapines, como parte de nuestro orgullo colectivo, como recordatorio de nuestras supuestas raíces.

¿Mito, fantasía de colegio o verdad histórica?... ¿importa realmente?... creo que para un …