Ir al contenido principal

De escritores... todos tenemos un poco

Si un hombre cualquiera, incluso vulgar, supiera narrar su propia vida, escribiría una de las más grandes novelas que jamás se haya escrito.
Giovanni Papini (1881-1956)
Escritor italiano

En la actualidad, con todos los medios electrónicos que existen es increíble lo poco que la gente sabe redactar, escribir correctamente. El mesenyer por ejemplo, nos ha robado la esencia de la escritura, dejándonos un infinito mar de palabrería incompleta, de faltas gramaticales y ortográficas (porque la gente escribe como se oye... WTF?) y millones de imágenes estúpidas que "animan" la escritura "abreviándola" para "transmitir el verdadero sentido de lo que se busca expresar"... esas son mierdadas.

Y es que nunca falta el "ps" (pues), el "bno" (bueno), el "pq" o "xq" (por qué/porque) o el "tbn" (también). El "hay platicamos" cuando se quiere decir "ahí platicamos" porque "hay" viene del verbo haber que no es lo mismo que el ahí que usamos para indicar un lugar o circunstancia.

En parte, todo este problema se deriva del pobre hábito de lectura que ha venido incrementándose con las nuevas oleadas de gente que han caído en este mundo. Leer no debería ser un martirio ni un calvario, basta con echarle (mucha gente sigue escribiendo "hecharle" como si se tratara de un derivado de "hacer", cuando realmente es un derivado de "echar"), pues decía, echarle una ojeada a la prensa y de verdad leer una o dos noticias. Es cierto que muchas cosas al pronunciarse se entienden, pero a veces me mato de la risa oyendo a las personas que no entienden para qué sirven los signos de puntuación.

Las tildes (tilde no es lo mismo que acento, ojo) en general, son de las más olvidadas y omitidas por la gente al escribir... por otro lado, no todo lo que lleva acento se tilda. Para poner un ejemplo, hace poco mi mamá llevó su tesis a revisión (con una estúpida e ignorante catedrática de Humanidades de la San Carlos). Para resumir la historia, la tipa no le quería aceptar la tesis, entre otros detalles tontos, porque no tildó la palabra "dio". Para dejar más claro el asunto y si quieren, por cultura general, la palabra "dio" NO SE TILDA. Lo más chistoso es que tuvieron que consultarle a una experta en letras para verificar si lo que alegaba mi mamá era cierto. Dice mi mamá que todos le decían "si se debe tildar porque es una palabra en pasado". Pero en fin, hay cosas que si - ha cosas que no, lo importante es entender el sentido de lo que se busca escribir, por lo que "dio" no se tilda porque no existe otra palabra con la que se pueda confundir, además de que por ser monosílaba, simplemente no se tilda. Si no deberíamos tildar por ejemplo la palabra "mí"... ¡aaaahhh! pero sí se tilda, porque puede tener dos sentidos:
  1. Mí (con tilde): cuando se señala a alguien (Me dijiste a mí).
  2. Mi (sin tilde): cuando se busca un sentido de pertenencia (Ese es mi carro).
En fin, todo esto venía porque quería sacar a relucir el tema de la escritura para contar historias o nuestra propia vida, algo así como la versión moderna de los "Diarios" que solían escribir antes las personas. Todo esto es posible hoy por los Blogs (como este que leen) o los MiniBlogs (como Twitter).

Si al final se deciden algún día por abrir su blog, pásense la dirección y lo agregamos con gusto a la lista de recomendaciones.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

A propósito de Tecún Umán...

A veces, cuando miro fotos de ésta escultura, me imagino a don Tecún en
nuestros tiempos gritándole al canche aquel "¡¡¡Venite pues hijuetantas!!!"

Hoy se celebra el día de nuestro “HÉROE NACIONAL”; del mítico don Tecún Umán, pero no el de las plumas grises, grises, grises, grises, grises, grises, parado entre la Montúfar y el Bulevar Liberación con cara de que ya lleva el buen tiempo “horeándose” bajo el sol. Hablo de ese que nos enseñaron en el colegio, el que conocimos dentro de una historia que mezclaba fantasía y realidad, el personaje principal de esa canción que decía algo como “Tecún Umán príncipe Quiché, bravo capitán, héroe nacional…” y que le donó un litro de sangre al Quetzal pa’ pintarse el pecho de rojo y verse más cool.

Hablo del Tecún Umán que llevamos entre ceja y ceja, como chapines, como parte de nuestro orgullo colectivo, como recordatorio de nuestras supuestas raíces.

¿Mito, fantasía de colegio o verdad histórica?... ¿importa realmente?... creo que para un …