Ir al contenido principal

El Infierno y la Química

Interesante punto de vista... por supuesto dudo que sea de algún químico de la universidad a la que pertenezco (tontos mamones cabezas de asterisco). No es que tenga algo contra los químicos, simplemente me caen mal (sobre todo después de lo que pasó en Financiera II)... jajajajaja.

Tomado de Desastre Total:

La siguiente pregunta fue hecha en un examen trimestral de química en la Universidad de Vigo:

¿Es el Infierno exotérmico (desprende calor) o endotérmico (lo absorbe)?

La respuesta de uno de los estudiantes fue tan “profunda” que el profesor quiso compartirla con sus colegas, vía Internet, razón por la cual podemos todos disfrutar de ella.

La mayoría de estudiantes escribieron sus comentarios sobre la Ley de Boyle (el gas se enfría cuando se expande y se calienta cuando se comprime).

Un estudiante, sin embargo, escribió lo siguiente:

“En primer lugar, necesitamos saber en qué medida la masa del Infierno varía con el tiempo. Para ello hemos de saber a qué ritmo entran las almas en el Infierno y a qué ritmo salen. Tengo sin embargo entendido que, una vez dentro del Infierno, las almas ya no salen de él Por lo tanto, no se producen salidas.

En cuanto a cuántas almas entran, veamos lo que dicen las diferentes religiones. La mayoría de ellas declaran que si no perteneces a ellas, irás al Infierno.

Dado que hay más de una religión que así se expresa y dado que la gente no pertenece a más de una, podemos concluir que todas las almas van al Infierno.

Con las tasas de nacimientos y muertes existentes, podemos deducir que el número de almas en el Infierno crece de forma exponencial.

Veamos ahora cómo varía el volumen del Infierno. Según la Ley de Boyle, para que la temperatura y la presión del Infierno se mantengan estables, el volumen debe expandirse en proporción a la entrada de almas.

Hay dos posibilidades:

1. El Infierno se expande a una velocidad menor que la de entrada de almas, la temperatura y la presión en el Infierno se incrementarán hasta que éste se desintegre.

2. Si el Infierno se expande a una velocidad mayor que la de la entrada de almas, la temperatura y la presión disminuirán hasta que el Infierno se congele.

¿Qué posibilidad es la verdadera?:

Si aceptamos lo que me dijo Teresa en mi primer año de carrera (”hará frio en el Infierno antes de que me acueste contigo”), y teniendo en cuenta que me acosté con ella ayer por la noche, la posibilidad número 2 es la verdadera. Doy por tanto como cierto que el Infierno es exotérmico y que ya está congelado.

El corolario de esta teoría es que, dado que el Infierno ya está congelado, ya no acepta más almas y está, por tanto, extinguido… dejando al Cielo como única prueba de la existencia de un ser divino, lo que explica por qué, anoche, Teresa no paraba de gritar “¡Oh, Dios mío!”


Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

A propósito de Tecún Umán...

A veces, cuando miro fotos de ésta escultura, me imagino a don Tecún en
nuestros tiempos gritándole al canche aquel "¡¡¡Venite pues hijuetantas!!!"

Hoy se celebra el día de nuestro “HÉROE NACIONAL”; del mítico don Tecún Umán, pero no el de las plumas grises, grises, grises, grises, grises, grises, parado entre la Montúfar y el Bulevar Liberación con cara de que ya lleva el buen tiempo “horeándose” bajo el sol. Hablo de ese que nos enseñaron en el colegio, el que conocimos dentro de una historia que mezclaba fantasía y realidad, el personaje principal de esa canción que decía algo como “Tecún Umán príncipe Quiché, bravo capitán, héroe nacional…” y que le donó un litro de sangre al Quetzal pa’ pintarse el pecho de rojo y verse más cool.

Hablo del Tecún Umán que llevamos entre ceja y ceja, como chapines, como parte de nuestro orgullo colectivo, como recordatorio de nuestras supuestas raíces.

¿Mito, fantasía de colegio o verdad histórica?... ¿importa realmente?... creo que para un …