Ir al contenido principal

Amor en pareja: una pequeña reflexión

Ya que es la semana del AMOR, deseo plantearles una idea que surgió en una plática de bar, con un hombre maduro, y quizá sabio, que hizo que aquellas ideas sobre las relaciones hombre-mujer cambiarán...

Una de mis labores y placeres es observar el comportamiento humano, últimamente he observado una tendencia "moderna" acerca de las relacione en pareja, que es resultado de un sin fin de sucesos sociales, políticos y religiosos. Esta visión incluye la igualdad entre géneros, la independencia entre personas y la libertad de actuación... o así es como lo he percibido. Pero además de ello se puede observar que estás relaciones más libres, más suaves, están poniendo en riesgo o en tela de duda aquella idea de "familia". Claro está que las cosas iban a cambiar, pero si se analizan los cambios que tenemos: más divorcios, menos fidelidad, más parejas, menos estabilidad, más libertad, menos salud mental, más ETS, menos esperanzas de sentirse perteneciente...

La verdad, para mi, los seres humanos necesitamos sentirnos pertenecientes, seguros, estables y amados... pero ¿Estás ideas modernas nos están dejando eso? No es que esté totalmente de acuerdo con ideas tradicionales y quizá arcaicas, porque creo que esas ideas también tienen sus contras...

Pero este personaje, que dejó la duda en mi, llegó emocionado a contarme que toda su vida (que es bastante) había estado equivocado, que él se había dado cuenta que se estaba complicando, que por no aceptar las ideas simples, tradicionales y quizá hasta aburridas de las relaciones en pareja, toda su vida había buscado algo que no había encontrado, y que al doblegarse a estas ideas, había encontrado la felicidad, las ganas de vivir, de compartir, de existir e incluso deseaba casarse, tomar un compromiso, decirle a la vida que sí necesitaba de un complemento, que él no lo era todo y que solo no estaba bien. Al ver esos ojos llenos de vida, de amor (justo como en las pelis) me di cuenta que quizá en las viejas recetas estaba la clave, que quizá buscando nuevos caminos solo nos estamos alejando de la meta, y que el amor es eso: reconocer que necesito del otro para estar completo, asumir un compromiso y entregarse por completo, saber a qué puedo renunciar y qué puedo tolerar.

Es saber que los roles sociales si deben de existir, que NO somos iguales, que somos diferentes (hombres-mujeres) y que ello hace que necesitemos a la otra mitad... que claro debe de existir equidad, respeto al otro y reconocimiento de su importancia.

No sé que piensa ud, pero yo lo estoy considerando... Es como la moda retro, probemos a ver que pasa, porque hoy en día, esa "modernidad" nos esta llevando al caos, un caos emocional...

Espero que en esta semana del Amor, le rindamos un tributo a este sentimiento puro y fiel, comprometido y entregado, de unión y pertenencia y, podamos encontrarlo en nosotros, con otros y hacia todos.

Comentarios

qro ha dicho que…
Yo creo que la "zona cómoda" que le dicen está bien para un ratito... lo importante es hacer de esa emocionante e infantil relación algo muy bonito que si bien puede que no sea para siempre, logró convertir a una larba errática en una mariposa que impone su vuelo a nuevos horizontes...
El ingrediente básico en una relación estable y "a la antigüita" es querer la felicidad de la pareja...
Edwin J ha dicho que…
En lo personal creo que NO TODOS somos igual y no existe tal "receta a la antigua" con la cual se pueda ser feliz.
Cada cabeza es un mundo y probablemete no muy lejor habrá una persona que vivió a la antigua mucho tiempo y encontró la felicidad al liberarse de esa "zona comoda", pero en fin...
Creo que debemos de hacer aquello que nos haga feliz, siempre y cuando no lastimemos a los démas los importante es sentirnos bien con nosotros mismos para darle equilibrio al ambiente que nos rodea y poder entonces amar el entorno y por lo tanto a los démas.
PsicoLibelula ha dicho que…
Creo edwin j, que no hay una "receta a la antigua", quizá se entendio mal... ya que realmente no hay recetas, lo único que es rescatable de lo de antes es esa forma de necesitar de las relaciones de pareja, esa necesidad de tener a alguien para toda la vida, formar una familia y morir juntos... claro que en la actualidad se busca la felicidad propia, lo cual creo indispensable, pero cuando se deja el YO, por un NOSOTROS, es donde se complica... y es a ello a lo que me refiero, ese NOSOTROS incluye mi bienestar y el del otro...

Entradas populares de este blog

Las Visacuotas (que le dicen)

Éste fin de semana, un familiar quería efectuar una compra y dentro de las opciones para realizarla, definitivamente llegó a la conclusión que lo mejor era realizarla por medio de las famosas y tan utilizadas "Visa Cuotas". Lo único es que no sabía cómo jodidos funcionaban y si aplicaba (él) para efectuar la compra.

Éste post no pretende servir de publicidad a este modo de pago ni nada por el estilo, más bien, pretende informarles a ustedes, queridos y apreciados lectores, ya que hasta el día de hoy, yo en lo personal voy haciendo dos compras por este medio y sin embargo habían cosas aún que no conocía dentro de las condiciones para su uso.

El siguiente texto lo obtuve del famosísimo foro "Velocidad Máxima", aunque lo edite un poco para que se entendiera por completo:
Visa Cuotas es un servicio de VISA Internacional que permite realizar compras prácticamente haciendo uso de un extrafinanciamiento por medio de una Tarjeta de Crédito. Por éste servicio, VISA cobra al c…

Y a todo esto, ¿cómo se hace el pepián?

OK, para empezar creo que es bueno aclarar qué es el famoso Pepián. Pues resulta que en un país tan rico en tradiciones y cultura como el nuestro, existe una gran variedad de platillos típicos que son de alguna manera autóctonos y que inclusive identifican y delimitan distintas regiones de nuestra Guatemala. Uno de estos platillos típicos es el Pepián, clasificado dentro de nuestra comida como un recado que a su vez se subdivide en la variedad de pepián negro y pepián rojo, dependiendo obviamente del tono que tome su recado de a cuerdo a los ingredientes que lo componen. El sabor es principalmente marcado por la mezcla de sus ingredientes y por la carne que se le agrega al recado, que puede ser tanto de gallina como de pollo o de carne de res.

Según el INGUAT (Instituto Guatemalteco de Turismo):
Es un platillo de origen kaqchikel, muy propio del Municipio de Chimaltenango y se deleita especialmente, en un evento de casamiento, celebración de cumpleaños e inclusive en el entierro de u…

A propósito de Tecún Umán...

A veces, cuando miro fotos de ésta escultura, me imagino a don Tecún en
nuestros tiempos gritándole al canche aquel "¡¡¡Venite pues hijuetantas!!!"

Hoy se celebra el día de nuestro “HÉROE NACIONAL”; del mítico don Tecún Umán, pero no el de las plumas grises, grises, grises, grises, grises, grises, parado entre la Montúfar y el Bulevar Liberación con cara de que ya lleva el buen tiempo “horeándose” bajo el sol. Hablo de ese que nos enseñaron en el colegio, el que conocimos dentro de una historia que mezclaba fantasía y realidad, el personaje principal de esa canción que decía algo como “Tecún Umán príncipe Quiché, bravo capitán, héroe nacional…” y que le donó un litro de sangre al Quetzal pa’ pintarse el pecho de rojo y verse más cool.

Hablo del Tecún Umán que llevamos entre ceja y ceja, como chapines, como parte de nuestro orgullo colectivo, como recordatorio de nuestras supuestas raíces.

¿Mito, fantasía de colegio o verdad histórica?... ¿importa realmente?... creo que para un …